Está en... Inicio > Preguntas Frecuentes

Preguntas Frecuentes

La toxoplasmosis y el embarazo

Se trata de una infección que puede ser peligrosa para el feto. Es causada por un parásito llamado Toxoplasma gondii. El parásito se multiplica en el intestino de los gatos y se elimina en su materia fecal. Puedes adquirir el parásito al manejar la caja donde el gato defeca o tierra donde hay material fecal del gato. También puedes adquirirlo por comer carne cruda o poco hecha (incluidos embutidos: chorizo, salchichón,...). Procura lavar la verdura y la fruta con agua y unas gotas de lejía apta para el consumo, y evita el contacto con los gatos.

¿Puedo comer marisco?

Los mariscos cocidos no revisten peligro si son de buena calidad y realmente frescos. Existe una falsa creencia popular que dice que la toxoplasmosis se transmite a través del pescado. Sin embargo, es a través de la carne, al no estar suficientemente hecha, cuando puedes contraer la enfermedad.

 

Embarazo y Homeopatía

Durante el embarazo los tratamientos farmacológicos están muy limitados, por ello los medicamentos homeopáticos (por su buen perfil de tolerancia y seguridad demostradas), pueden ser una buena alternativa durante tu embarazo, período de lactancia y en los bebés y niños de cualquier edad.

¿Cuáles serían las principales indicaciones durante el embarazo?

  • Náuseas y vómitos
  • Trastornos digestivos leves: hiperacidez, aerofagia, estreñimiento,...
  • Trastornos circulatorios leves: pesadez de piernas, hemorroides,...
  • Trastornos leves del aparato respiratorio: resfriados, faringitis,...
  • Trastornos del sueño e intranquilidad

¿Qué es la amniocentesis?

Consiste en extraer una muestra del líquido amniótico con ayuda de una aguja (más fina que la utilizada en un análisis de sangre). El pinchazo se hace a través de la pared abdominal, entre el ombligo y el pubis, siempre bajo un control ecográfico para guiar la aguja. Esta toma suele ser poco dolorosa y sólo dura unos minutos. No necesita ninguna hospitalización, pero si reposo posterior.

¿Cuándo el vientre se endurece es resultado de las contracciones?

No forzosamente. las mujeres embarazadas suelen confundir pequeños trastornos intestinales con contracciones. Al principio del embarazo, no es raro tener el vientre hinchado, siendo el resultado de un tránsito intestinal deficiente.

Las contracciones pueden aparecer en el segundo trimestre. No olvides que tu útero es un músculo, por lo tanto, se contrae. Las contracciones poco numerosas no son preocupantes. Sí lo son cuando empiezan a ser frecuentes, en cuyo caso debes comentárselo sin demora a tu médico.