Está en... Inicio > Cambios trimestre a trimestre

Cambios trimestre a trimestre

Primer trimestre

- Aumenta el cansancio y la somnolencia (por el aumento de progesterona: hormona con fuerte efecto sedante).

- Cambios de humor (aumento irritabilidad), así como en la líbido (disminución) y el apetito (aparición de antojos inusuales y/o náuseas).

- Pechos: aumentarán de tamaño y los sentirás tensos. Las aureolas oscurecen y aumentan de tamaño.

- Mayor frecuencia en las ganas de orinar, tu útero se expande y empuja hacia abajo la vejiga.

Segundo trimestre

- Mejorarán las molestias (náuseas y mareos), recobrarás el apetito y tu líbido volverá a gozar de buena salud.

- Aumenta la sensación de fatiga (falta de aire). Tu útero empuja al resto de tus órganos hacia la caja torácica, comprimiendo el diafragma. 

- Puede aparecer estreñimiento. Tu estómago e intestinos están ralentizando su actividad (al mismo tiempo, puedes notar un aumento en la sudoración para facilitar la eliminación de deshechos).

- Tu vientre está aumentando y se va redondeando.

Mala circulación (varices, pesadez de piernas y/o ligero sangrado de las encías), ya que tu volumen de sangre ha aumentado.

- Y, lo mejor de todo... comienzas a sentir como tu bebé se está moviendo en tu interior.

 

Tercer trimestre

- Aumenta el cansancio: el peso de tu bebé se ha duplicado durante este trimestre, ha cambiado tu manera de moverte y caminar y tu cuerpo está realizando un importante trabajo extra.

- Tu corazón late más deprisa (hasta 12 veces más por minuto): para que tu sangre irrigue correctamente la placenta (y aporte nutrientes) para el correcto crecimiento de tu bebé.

- Tus pechos: están preparados para amamantar, y pequeñas gotitas de calostro (primera leche anterior a la lactancia), pueden manchar tu ropa.

- Dificultad para dormir.

- En las últimas semanas, tu pelvis comienza a ensancharse para permitir que tu bebé (que ya ha comenzado su descenso) pueda pasar.