Está en... Inicio > Consejos de Salud > Perder 5 kilos en una semana????

Perder 5 kilos en una semana????

2016-04-20

El Peligro de las Dietas Milagro

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo, nuestra carrera por llegar en las mejores condiciones físico-estéticas a un verano que se vislumbra cercano en el horizonte hace que mucha gente incurra en la tentación de las famosas dietas milagro.

Durante los meses que abarcan desde febrero hasta mayo, en la conocida como operación bikini, es cuando proliferan este tipo de prácticas alimenticias que prometen resultados rápidos y sin esfuerzo. Generalmente están dirigidas al público femenino y utilizan revistas femeninas para su divulgación o supuestamente especializadas en nutrición, el boca a boca o bien medios digitales como web y Facebook.

Este tipo de dietas carecen de rigor científico, y muchas veces utilizan nombres de centros o médicos que no existen o nunca han avalado estas prácticas. Muchas no consiguen los resultados prometidos, y otras, aun permitiendo resultados a corto plazo, la pérdida de peso se debe a una ingesta insuficiente de nutrientes y a una pérdida de agua y masa muscular, con las consiguientes consecuencias negativas para la salud.

Si hablamos de perder peso, hoy en día sabemos que la única manera efectiva de hacerlo es interviniendo en el balance energético; pero esta intervención debe ser realizada adecuadamente para no condicionar negativamente nuestro estado de salud, como sucede con éste tipo de dietas y que a continuación os las resumiremos en los siguientes grupos:

1- Dietas hipocalóricas desequilibradas: son dietas con un bajo contenido energético, deficitarias en muchos nutrientes y que suelen provocar un efecto rebote (efecto yo-yo). Las pérdidas de peso son debidas a pérdidas de agua y glucógeno, y no a la grasa corporal. Generan trastornos metabólicos como cetosis o gota, náuseas, vómitos y diarreas, sequedad de piel, fragilidad de uñas, caída del cabello, arritmias, taquicardias, ansiedad, depresión, insomnio y trastornos del comportamiento alimentario.

Entre estas dietas se encuentra: “Dieta de la Clínica Mayo”, “Dieta de Victoria Principal”, “La Cura de Waerland”, “Dietas líquidas” (de la cerveza, de la leche, zumos,..) o “Dietas monoalimento” (del pepino, del pomelo, de la alcachofa,…).

2- Dietas disociativas: son aquellas donde se suele prohibir alimentos como el azúcar, el pan, patatas, pastas, arroz. Se basan en que el organismo no es capaz de digerir simultáneamente las proteínas y los hidratos de carbono. La pérdida de peso se debe al bajo contenido calórico total de la dieta.

Entre estas se encuentran: “Dieta de Montignac”, “Dieta disociada de Hay”, “Dieta de Rafaella Carrá” y “Régimen de Shelton”, entre otras.

3- Dietas excluyentes: entre este tipo de dietas en las cuales se elimina algún nutriente cabe distinguir:

“Dieta de Atkins” y “Dieta de la Zona”, que son dietas cetogénicas donde se han excluido los hidratos de carbono. Sin base científica, producen pérdidas de nitrógeno, glucógeno y agua, pero no de grasa corporal. Sobrecargan el hígado y riñón, y aumentan el colesterol sanguíneo y el ácido úrico.

“Dieta del Dr. Pritikin”, “Dieta de Gabe Mirkin” y “Dieta del Dr. Haas”, son dietas donde a pesar de estar prohibidos los azúcares simples, la energía proviene de hidratos de carbono (cereales, legumbres, frutas y verduras. Están carentes de grasas, comprometiendo el aporte de ácidos grasos esenciales, y de proteínas. Su aporte alto en fibra puede provocar alteraciones gastrointestinales como diarreas y disminuir la biodisponibilidad de minerales.

El “Régimen de Scardale” y la “Dieta de Hollywood” son, por el contrario, dietas hiperproteicas. Generan una sobrecarga renal elevada, aumentan el ácido úrico, tienen una elevada pérdida de agua y masa magra, y una gran eliminación de calcio que predispone a un mayor riesgo de osteoporosis.

Destacamos la “Dieta de los weight watchers”, la “Psicodieta” y la “Dieta Mental”.

4- Dietas psicológicas: se fundamentan sobre la base de un trastorno psicológico o emocional como causante del sobrepeso u obesidad por una elevada ingesta derivada de una situación de estrés, ansiedad o depresión.

5- Monodietas: se basan en el consumo, sin límite, de un solo tipo de alimento como por ejemplo “Dieta del pollo”, “del pepino”, “de la alcachofa”, “del plátano”, “del pomelo”, etc. Difíciles de mantener en el tiempo, con bajo aporte calórico y con graves carencias nutricionales.

6- Dietas líquidas: su aporte a base de líquidos origina elevada diuresis, también flatulencias, son difíciles de mantener más de 3 días seguidos

Destacamos la “Dieta de la cerveza”, “Dieta del jarabe de arce” o “Dieta de los zumos”.

7- Otro tipo de dietas de curiosas dietas lo conforman la “Dieta del calendario”, “Dieta de los colores”, “Dieta de la hora” o “Dieta de los grupos sanguíneos, entre otras.

En fin, como podéis observar, hay una infinidad de ellas y cada año irrumpen con alguna nueva para engrosar esta enorme lista.

Desde Farmacia Universidad, y su equipo de profesionales en nutrición, queremos promover un estado de salud óptimo para nuestros pacientes-clientes a través de una adecuada alimentación con fines preventivos, mediante la cual puedan además conseguir esos objetivos físico-estéticos deseados; pero atendiendo a ciertas premisas como una planificación adecuada, la voluntad de cambio, el esfuerzo personal y, como no, la actividad física, las cuales serán las claves del éxito. Nuestro consejo es que antes de poner en riesgo tu salud te asesores con profesionales adecuados.

 

Comentarios

  • Anita

    Estoy de acuerdo en que hay que huir de las dietas milagro no aportan nada a largo plazo e incluso son peligrosos… pero sin embargo no estoy nada de acuerdo en que la dieta de la zona se la encasille de dieta milagro cuando es todo lo contrario. Es un estilo de vida creado por el dr barry sears, un doctor muy prestigioso que creo una alimentacion equilibrando cada comida en 40% de hidratos de carbono, 30% de proteinas y 30% de grasas, me extraña que digais que excluye los hidratos puesto que es lo principal de la dieta, en cada comida se ingiere un 40% de hidratos solo que hay que procurar que esos hidratos sean verduras y frutas y menos pan y pasta… a mi me parece una dieta de lo mas saludable , por supuesto que he adelgazado y sin efecto rebote pero sobre todo la importancia q tiene es por los beneficios q te aporta a la concentracion y sobretodo a la salud cardiovascular, ayuda a mantener estables los niveles de glucosa, de colesterol, reduce la inflamación, etc. yo me encuentro muy bien desde que la estoy haciendo y ademas estoy aprendiendo a comer mucho mejor. A mi me la recomendó mi nutricionista y me estuvo haciendo seguimiento unos meses y todo genial, ahora continuo haciendola

  • Farmacia Universidad - F. Herencia Salabert

    Estimada Anita

    Quisiera agradecerte en primer lugar tus comentarios y felicitarte por tus logros alcanzados a nivel nutricional, puesto que no es fácil cambiar de hábitos y consolidar una nueva forma de alimentación.
    Respecto al artículo publicado he de decir que refleja la tipificación general de cómo quedan clasificados algunos de los diferentes y conocidos modelos de alimentación en relación a la manera por la cual éstos consiguen unos resultados de pérdida de peso y los efectos que sobre el estado de salud de la persona puedan tener; donde el término empleado de "dietas milagro" hace referencia precisamente justo a esto. Prácticamente todas difieren en cuanto a las características propias de lo que es una dieta equilibrada en lo que a su perfil calórico se refiere; es decir, para que fueran equilibradas deberían aportar un 10-15% de proteínas, 50-60% de hidratos de carbono y no más de un 30-35% grasas.
    El mantenimiento sostenido en el tiempo, con una alimentación como la que proponen éste tipo de dietas, es lo que puede comprometer seriamente la salud de la persona, al margen de que sus resultados en peso se vayan consiguiendo por su balance energético negativo. En relación a la que tú sigues, como sugerencia te comento lleves cuidado con unos aportes elevados en proteínas de manera sostenida en el tiempo por los efectos de sobrecarga renal, los efectos hepáticos y, entre otros, la descalcificación que pueden ocasionar. Ni siquiera en de deportes de fuerza, en deportistas de élite, se recomiendan niveles superiores a 2 g. proteína por kilo de peso al día; incluso en patologías graves que cursan con malnutrición proteico-energética no se recomiendan cantidades superiores a los 2.5 g.

    A título personal, no pongo en duda la profesionalidad de ninguno de los doctores que avalan algunas de las metodologías mencionadas; si bien, y también como profesional, alguno de sus planteamientos no los comparto.
    Deseando haber podido aclarar tus opiniones, recibe un cordial saludo. Atentamente,
    Dr. F. Herencia Salabert

Deje su Comentario

* campos obligatorios





(opcional)