Está en... Inicio > Consejos de Salud > HUMIDIFICADORES...¿Para qué sirven?

HUMIDIFICADORES...¿Para qué sirven?

2015-11-16

En casa, sobre todo cuando tenemos peques, es muy importante mantener una atmósfera adecuada. Esto significa que la temperatura y la humedad deben estar dentro de unos valores óptimos. Para ello, en muchas ocasiones nos vemos obligados a hacer uso de aparatos de aire acondicionado y calefacciones, sobre todo en verano y en invierno. Esto conlleva una disminución de la humedad ambiental.

Los humidificadores nos ayudan a mejorar el ambiente aumentando la humedad. Así disminuimos el riesgo de que proliferen los microorganismos causantes de infecciones respiratorias. Además, al conseguir que el aire no sea tan seco, evitamos que se produzcan irritaciones en la garganta, en los ojos y en la piel.

Por lo tanto, el uso del humidificador nos va a ayudar a disminuir el riesgo de sufrir conjuntivitis, resfriados, bronquitis, bronquiolitis, alergias, eczemas, etc. Además, en el caso de estar resfriados, nos permite mantener la hidratación natural de nuestras vías respiratorias, facilitando así la eliminación de la mucosidad y mejorando la congestión nasal y la tos.

¿Qué humidificador comprar?

Existen varios tipos de humidificadores: vapor frío, vapor caliente, ionizadores, etc. Yo os recomiendo los de vapor frío, que funcionan mediante ultrasonidos evaporando el agua del recipiente de forma muy eficiente. Para mí son los de elección porque no presentan el riesgo de producir quemaduras, se pueden usar en verano, al no aumentar la temperatura del ambiente, y el vapor de agua que producen es más fino y fácil de inspirar. Además, algunas marcas, permiten añadir unas gotas de esencia actuando de aromaterapia.

En nuestra farmacia podrás encontrar Humidoo, humidificador de vapor frío que además purifica el ambiente. Es compacto, silencioso y fácil de limpiar, permite añadir esencias y tiene función de luz nocturna con varias intensidades. Podrás encontrarlo en dos tamaños, de 200ml ó 500ml, con autonomía para 6 ó 10 horas, respectivamente. 

Algunos consejos…

  • Colocar el humidificador a varios pies del suelo y fuera del alcance de los niños
  • Se debe vaciar y limpiar diariamente, dado que las bacterias se pueden multiplicar en aguas estancadas.
  • Para llenar el recipiente se recomienda usar agua destilada o embotellada ya que el equipo no la hierve antes y podría llevar microorganismos infecciosos.


Artículo elaborado por:


Rosa Vela

Farmacéutica en Farmacia Universidad - Elche

Deje su Comentario

* campos obligatorios





(opcional)